• compartir

Minería y comunidades

El ICMM reconoce que la minería afecta a las comunidades. Ese impacto puede ser positivo –y catalizar el desarrollo económico y social, transformando la vida de las personas a mejor–, pero también puede ser negativo en el caso de que una empresa actúe de manera insensible. Las empresas mineras responsables reconocen que deben colaborar de forma proactiva con las comunidades para forjar unas sólidas relaciones basadas en la confianza y el respeto. Con ello buscan reducir al mínimo sus efectos negativos y maximizar los beneficios, desarrollando así unas relaciones mutuamente beneficiosas a largo plazo.

Áreas de enfoque

Relaciones y desarrollo comunitarios

Derechos humanos

Pueblos indígenas

Reasentamiento

Nuestros 10 principios