7. Conservación de la biodiversidad

  • compartir

Contribuir a la conservación de la biodiversidad y a enfoques integrados de planificación territorial.

Los ecosistemas prósperos son esenciales para la salud y el bienestar de todos los seres en la Tierra. Los miembros del ICMM reconocen que juegan un papel importante en la conservación mundial y se comprometen a no realizar actividades mineras ni de exploración en las áreas declaradas Patrimonio de la Humanidad y a respetar las áreas designadas legalmente para dicha actividad. También se comprometen a tratar los impactos que sus operaciones tengan sobre la biodiversidad y los ecosistemas, aplicando la «jerarquía de mitigación» con el objetivo de lograr una pérdida neta cero de biodiversidad.

Estándares de Desempeño

Gracias a la magnífica aportación de las ONG, organizaciones internacionales e investigadores, nuestros Principios Mineros establecen las expectativas básicas de desempeño para una industria minera y metalúrgica responsable.

  • PROTEGER LAS ÁREAS DECLARADAS PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD Y LAS ÁREAS DESIGNADAS LEGALMENTE

    Abstenerse de explorar o desarrollar nuevas minas en lugares que sean Patrimonio Mundial, respetar las áreas protegidas establecidas por ley, y diseñar y gestionar cualquier nueva operación (o los cambios en operaciones existentes) de un modo compatible con el valor asignado a esas zonas.

  • PROTEGER LA BIODIVERSIDAD

    Evaluar y enfrentar los riesgos y los impactos sobre la biodiversidad y los servicios de los ecosistemas mediante la aplicación de una jerarquía de mitigación, con el propósito de lograr que no se produzca una pérdida neta de biodiversidad.4