Metales y minerales

Los avances a lo largo de la historia de la humanidad han estado marcados por la contribución de los metales, desde la Edad del Bronce y la Edad de Hierro, pasando por las minas de plomo, cobre y estaño de los romanos hasta llegar a la revolución industrial. En la era tecnológica actual, los metales y los minerales continúan siendo fundamentales en casi todos los aspectos de la vida; posibilitan la agricultura, la atención sanitaria, las comunicaciones, el suministro de agua y de energía, el transporte, la tecnología espacial y la construcción de nuestras ciudades. Al fin y al cabo, ¿cómo construiríamos una casa moderna sin clavos y tornillos? Sin metales ni minerales, no habría bisagras, pomos, instalaciones eléctricas o pintura. No habría teléfonos móviles, ordenadores, latas de bebidas, pasta de dientes, coches, barcos, aeronaves, excavadoras, grúas, puentes, centrales eléctricas o estaciones espaciales... la lista es infinita. Sin importar en qué parte del mundo estemos, los metales y los minerales son parte de nuestra vida cotidiana.  

La función de los metales en la sociedad

Producir metales